Cómo se vive la Navidad con depresión postparto…

Me parecía tan rico, tan emocionante y tan romántico, tener un bebé recién nacido en Navidad. Pijamitas, baberos y muñequitos… Todo estaba preparado para vivir el ambiente navideño.
Pero finalmente no todo resultó como lo pensé, sufría cada vez que llegaba la noche pensando en la pólvora, que algún vecino hiciera fiesta de música a alto volumen y no todas las visitas me causaron gracia. Llegue a sentirme encarcelada, -Navidad y yo encerrada-, sin poder hacer nada, sin poder ver qué estaba pasando afuera o sin poder “disfrutar”.
Tengamos en cuenta que desde hace algún tiempo, no soy la más animada para estas fechas, pero en ese momento, mi pensamiento correspondía a una tendencia pesimista y negativa, típica de la depresión.
Así y todo, diciembre y su navidad no pararon, el calendario continuó corriendo sin tener en cuenta mi estado (jajjajajjaja), y con el tiempo, tuve que tomar medidas:
¿Que hacer en estos casos?
1. En la medida de lo posible tener el acompañamiento y APOYO de tu familia y amigos cercanos.
2. No hacer planes a lugares y eventos en los que tú y tu bebé no estarán cómodos.
3. Si recibes a tu familia o amigos para alguna reunión o celebración, no te pongas la presión de atenderlos con cosas complicadas. Intenta estar preparada con cosas fáciles que puedas ofrecer. Mecatos de paquete, pastelitos, galletas, frutas pequeñas de bocado, tipo uvas, uchuvas y frutos secos.
4. ¡Pide ayuda! Solicita que algún familiar o amigo de confianza te ayude con este tipo de eventos. Si deciden en tu familia celebrar alguna de las fechas especiales en tu casa, que ellos se encarguen de lo que van a comer y tomar, ya sea porque ellos lo lleven o lo preparen.
5. SÚPER IMPORTANTE: que ellos mismos se encarguen de recoger y arreglar el resultado de la reunión.
6. Sé sincera con ellos y contigo, si no es el momento para celebraciones navideñas, diles, de manera cortés y afectuosa, qué prefieres esperar para celebrar, que estás cansada y aún no te acomodas a tu nuevo rol de mamá. Aceptar invitaciones y/o invitados cuando aún no te sientes preparada para esto, genera frustración y sensaciones equivocadas con respecto a las buenas intenciones de la familia y amigos.
7. También es importante recordar que si bien TÚ estás pasando por un mal momento y es importante el apoyo y la compañía, no quiere decir que para el resto del mundo, está navidad deba ser igual que para ti, comprende los momentos en que quieran celebrar y seguir su celebración, ¡aún sin ti!
Finalmente…
¡FELIZ NAVIDAD! Disfruta de las cosas que puedas disfrutar, no te presiones con las que aún no disfrutes; permite que te ayuden y recuerda que es un mal momento, pero que la depresión postparto no será por siempre y que sermama.co está aquí para acompañar los momentos no tan fáciles de las nuevas mamás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s