¿SER MAMÁ? ¡SER MAMÁ!

Todo empezó con la idea de reconocer ante el mundo, que había tenido depresión postparto, que aquello de la maternidad NO se me había dado fácil y también con la idea que ahí, en algún lugar que aún no entiendo muy bien, la virtualidad, habían mujeres que necesitaban decírselo o gritárselo a alguien… ¡LA MATERNIDAD NO SE ME DA FÁCIL!

Llegó la idea de escribirlo y publicarlo, pensé que esa depresión me daría mucho para hablar y que sería el tema del momento. Que mi vida, de alguna manera detenida, me iba a dar para “despotricar” de la maternidad, sus efectos (por demás NEGATIVOS) en la salud mental, lo difícil que era, el cansancio, el debate entre amar a los hijos y querer salir corriendo DE ellos

-No había encontrado una imagen que describiera tan bien la depresión posparto-

Y aunque podría ser, en este camino de pensar y pensarme como mamá, mujer, esposa, amiga, asesora de postpartos, encontré que la maternidad, la depresión, el cansancio y las ganas, que aún rondan en mi cabeza, de salir corriendo, no eran suficientes para describir lo que la maternidad es para mí y en algunos momentos de este camino, me sentí sumando ceros.

Hace unos meses el nombre que definí para mi proyecto, SER MAMÁ, se fue quedando pequeño, sentí que ahí no cabía YO, llegue a sentir que no me identificaba plenamente, porque aunque me he ido enamorando y reconciliando con la maternidad (y las ganas de salir corriendo, jajajaja) aún me sentía mujer, esposa, quería seguir siendo amiga, no quería dejar de ser hija, nieta, sobrina, emprendedora, procrastinadora, asesora de pospartos y muchos otros que no recuerdo y otros que sabía que irían apareciendo en mi camino.

Y así de la nada, entre las letras de su ABECEDAR, llego el ángel, que no en vano se llama Ángela, con su a:z (marcas conscientes) y hablamos, filosofamos, hicimos jornadas de trabajo, yo peleé con mi maternidad, ella siguió idolatrando la suya como una de sus más sagradas religiones. Todo para prepararme para PARIR la siguiente idea:

“No se es solo madre de los hijos, se es mamá de lo que uno quiera, porque mamá, es la que da y mantiene la vida, cuida, protege, y considera SER MAMÁ”

Ahí descubrí, que yo me había quedado pequeña para ese nombre. Y decidí honrarlo y empezar a definir lo que el significaba.

Así que este SER MAMÁ acoge a quien desee serlo, de lo que desee serlo.

Soy mamá de mis hijos, soy mamá de mis padres, soy mamá de lo que otros no reconocen como hijos, soy la madre de mi cuerpo y mi psiquismo, soy mamá de mis proyectos, acojo a mis amigos y “pacientes” como una madre que alimenta la vida, soy mamá de mi misma, soy madre e hija del planeta que habito y que me habita, soy mamá de mis sueños y ¡soy mamá de una marca que soy YO!

El verde es mamá de la vida, la fertilidad, la naturaleza

Por eso es que no me define un color, por eso es que quiero hablar de otras cosas que PARECEN diferentes a la maternidad, la depresión posparto y SER MAMÁ, por eso sigo soñando con mis proyectos y por eso me reconcilio cada vez más con SER MAMÁ que me permite encontrar MI maternidad.

2 respuestas a “¿SER MAMÁ? ¡SER MAMÁ!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s