¿QUÉ ES SER UNA MAMÁ SUFICIENTEMENTE BUENA?

Estas frases me las han compartido (casi en secreto de confesión) mujeres muy buenas, y además muy buenas madres, y por si fuera poco… mujeres que amo profundamente, a ellas y a sus hijos. Las publico, claro esta, con su autorización.
“Debí ir con mi hija, pero me senté y mientras me tomaba un café, miré al infinito… y me sentí taaan bien”
“Siento culpa porque los mande (refiriéndose a sus dos hijos) para el parque con la señora que me ayuda en la casa y yo aquí, echada, en la cama, sin hacer nada, solo pensando en los huevos del gallo… y pienso… ¿me paro y me voy a acompañarlos?”
“La pediatra me recomienda sacarla de la guarde, porque se está enfermando muy seguido. Si la dejo, siento que se enferma por mi culpa y si la saco, me culpo por dejarla en casa, sin la diversión que tiene en la guarde. Además… ¿yo que? Mi tiempo, mis espacios, solo tengo tiempo para trabajar, recogerla, estar con ella, trabajar…”

Por ultimo, esta frase, se una mujer con la cual busco reconciliarme todos los días, cada vez mas, una mujer que me decidí a amar… YO!
“Si hubiera permitido que mi doctor me programara la cesárea… No hubiera tenido un parto tan complicado”

¿En qué momento a las mujeres se nos dio el mandato de ser perfectas?
Perfecta mujer, perfecta novia, perfecta profesional, cuerpo perfecto, maquillaje perfecto, uñas perfectas, y … mamás perfectas.

Si no me falla la psicología, el pediatra, psiquiatra y psicoanalista Woods Winnicott, manejó como uno de sus postulados que: “Lo que todo niño necesita para un desarrollo saludable es una madre suficientemente buena”

SUFICIENTEMENTE BUENA; no perfecta, solo suficientemente buena, es decir, una madre que le proporcione al niño lo que el necesite, que sea sensible a sus necesidades, así no pueda suplir todas, porque es suficientemente buena la madre que le permite un buen nivel de frustración a su hijo. Porque así y solo así, lo prepara para enfrentarse al mundo exterior.
Desde que soy mamá, con amigas mamás y escuchando mujeres que son mamás, encuentro unos pensamientos llenos de culpa, de esa culpa paralizante, que no te permite actuar en concordancia con el deber ser, con tu propio deber ser, y esto NOS lleva a sentirnos en una continua “pelea”, con lo que somos, lo que queremos ser, lo que hacemos y en esta “pelea” gana… ¡Exacto! SENTIRNOS MAL POR TODO como si fuera la nueva manera para SER MAMÁ.
Aquí entonces aparecen las mamás que quieren parto normal, sin medicamentos, con lactancia inmediata a demanda se preparan para ese “paraíso materno” y a medida que el proceso avanza, se sienten culpables por haber pedido la epidural, por haber tenido cesárea, por no lactar y finalmente por no haber cumplido con TODAS sus expectativas.
Pero ahí, cuando no se cumple todo a cabalidad es cuando empezamos a SER MAMÁ real, porque esa es la maternidad, una cantidad de sueños, expectativas, elementos muy románticos, que nos van cambiando en el camino y cuando nos reconciliamos con estos cambio y los vivimos, es ahí, donde aprendemos de maternidad, donde nos preparamos para esa relación eterna (no técnicamente, pero así quiero pensarlo jajajaja) con otro ser humano que se llama hijo y no cumplirá al pie de la letra tus sueños, tus expectativas por que vivirá su propia realidad.


Cuando la culpa no solo nos habla al oído, si no, que nos desborda, es ahí cuando perdemos el foco de la maternidad, porque, en sentido general todas podemos SER MAMÁ suficientemente buena para nuestros hijos, pero si nos gana la culpa, nos quedamos construyéndola y alimentándola, no construimos y alimentamos lo realmente importante, EL VINCULO CON EL BEBÉ.
Se puede ser una madre lo suficientemente buena, respetándote a ti misma y teniéndote en cuenta. Se puede amar profundamente a ese hijo, sin olvidar amarte a ti misma. Se puede cumplir con las necesidades de ese hijo, sin incumplir con las tuyas.

Tal vez tu hijo no necesite una mamá perfecta, tal vez tu hijo, solo te necesite y te quiera a ti.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s