YO HUBIERA QUERIDO UN SHOWER “MOMMY SHOWER”

Cuando nos damos cuenta que estamos en embarazo, no se si nos pasa a todas, pero me atrevería a hablar por una gran mayoría, “el espíritu” de la compra se apodera de nosotras, empezamos a ver la ropa para el bebé, inicialmente que sea neutra (si es el caso que aun no sepamos si es niño o niña), averiguamos opciones de decoración, buscamos la cama, cuna, corral, cunita de colecho, silla para amamantar, cojines, coche, juguetes, eso si todos apuntando a la estimulación. Absolutamente todo lo que vemos y nos ofrece el mercado, nos parece tan útil para el bebé, claro está que para nosotras, la lista no es corta, ropa para el embarazo, cojines, almohadas, libros, que alcanzan para llenar la biblioteca completa, nos podemos mover entre Carlos González y el Dr. Estivill con sus guías para el sueño, lo que quiere decir un espectro bien amplio. Paralelo a estas compras, están, prestamos y herencias de amigas y familiares y algunos cuantos antojitos a los que no nos podemos negar, y ¿Cómo hacerlo? Es para nuestro bebé, más si no es solo nuestro bebé, si no, nuestro PRIMER bebé.

Entre todo esto también están los regalos, amigos y familiares que desde el momento en el que se enteran de nuestro embarazo quieren tener un detalle y empiezan a llegar una cantidad de cosas que luego nos damos cuenta que muchas de ellas, no van a ser tan útiles, pero que en ese momento alimentan el corazón y la dicha de la nueva familia, por ejemplo gorritos para el sol de 0 a 3 meses, zapatos talla 0, medias de todos los estilos y colores, a mi me regalaron un termómetro rectal (si tal cual), termos, teteros y chupos (los mismos que esta nueva mamá se juro no utilizar JAMAS, un jamás que duro hasta el segundo día de tener a la niña en casa), en fin, esto sería un capitulo completo, el top 10 de los regalos mas útiles y menos útiles.

STOP: ¿Por qué no alimentamos juntas la lista de cosas más útiles y menos útiles que nosotras mismas compramos y que les regalan a nuestros bebés?

A pesar de que muchos no sirvieron tanto como pensé o eran pequeños detalles, a mí se me inflaba el corazón al recibirlos, y me dedicaba a buscarles un lugar apropiado, mostrárselos a las visitas, tomarles fotos y editarlas con el nombre de quien había dado el regalo (les voy presentando poco a poco mi trastorno obsesivo compulsivo -TOC ¿se dan cuenta? Bueno, yo me rio mucho de él, espero que ustedes también empiecen a disfrutarlo)

Pero un día, cuando estaba haciendo esta tarea, de tomar las fotos y marcarlas con el nombre de la persona que lo regalo, empecé a sentir que algo no estaba bien… lo pensé, y me di cuenta que faltaba algo, ¡sí! ¡Estaba claro! Nada de eso era para la mamá ¡Nada de eso era para MI!

¿Para mí? Con las cremas para las estrías, la ropa de embarazo (aunque no tuviera ni 3cm de más en la barriga) y las esperadas consultas medicas, era suficiente ¿no? ¡Ja! No, la verdad no era suficiente…

Empiezan los baby shower, en alguno me atreví a proponer que porque no me regalaban A MI algunas cosas que quería y necesitaba, que ya María tenía muchas cosas. La respuesta fue negativa, creo que no escucharon que había detrás de ese pedido, yo, la hija única, la que siempre tuvo atenciones de familia y amigos estaba pasando del primer lugar a uno que empezaba a parecer bien lejano, inclusive, del segundo.

Sin que mi hija naciera, empezaba a vislumbrar que las cosas iban a cambiar, no solo mi vida y mis prioridades, sino también las de las personas cercanas, su prioridad con respecto a la relación que tenían conmigo, ya estaba centrada en María.

Y a partir de estos hechos, pensamiento y sentimientos, me surge la idea del mommy shower, como un reconocimiento y un gesto de afecto y apoyo a esta mujer que empieza un nuevo camino, no importa si es el primer, tercer o sexto hijo, creo que todos implicaran cambios, alegrías, renuncias, miedos.

Así fue como decidí, que cada vez que alguien cercano esta en embarazo o tuvo su bebé, le compro algo a la nueva mamá, no implica un súper regalo y ¨descuadrar¨ el del bebé, solo, tener un gesto con esta mujer que quiero de igual manera, antes, durante y después de convertirse en mamá.

LO QUE ME HUBIERA GUSTADO RECIBIR EN MI MOMMY SHOWER

Hubiera recibido gustosa, una pijama tipo batola con botones y cuello de camisa de hombre, de esas que recomiendan para llevar a la clínica.

Los collares de Ana Henao, https://babyfriendlycolombia.com/, me parecen hermosos, elegantes y al ponérselos se tiene la tranquilidad que no le van a hacer ningún tipo de daño al bebé, es mas le van a encantar!

Top para alimentar, se utilizan por un buen tiempo y dependerá además del tiempo de lactancia, pero es innegable que además de nosotras muchas personas los verán, por lo que es mejor estar preparadas!

Infusiones, de esas que hacen que uno se sienta mejor, que permiten pensar por un momento que se puede sacar un rato para uno, hacen  que produzcas lechita, que en mi caso era muy poca, se me ocurre LACTÉ de http://lateresita.co/. Deliciosas!

Un bono de Kanguritos, http://kanguritos.co/ , que pudiera hacer efectivo para el servicio de niñera o enfermera para un día o una noche. ¿Qué tal una semana? … Jajajaja ni les sigo contando mis ideas al respecto.

Masaje ayurvédico para embarazadas (masaje de las lunas), o un programa de alimentación con la doctora Paula Pérez en http://www.ekuo.com.co/

Una invitación a comer algo rico con amigos o un bono para hacerlo en pareja, salir a comer de una manera tranquila, es algo que después del parto no hace parte de lo cotidiano

Bolso liviano y cómodo (al que uno “se pasara a vivir”) en el post parto y por un tiempito mas

Accesorios alusivos a SER MAMÁ, #nataliaforerobeachwear

Hubiera amado ese momento, esos detalles, estos u otros, hasta un cono de una sola bola de helado con una buena compañía, me hubieran recordado en los posteriores malos momentos que tuve, que independiente de SER MAMÁ, era importante por ser YO! Que ser YO, era suficiente para recibir un reconocimiento por SER MAMÁ!

One response to “YO HUBIERA QUERIDO UN SHOWER “MOMMY SHOWER”

  1. Natalia Villa dice:

    Muy cierto todo, nos dedicamos en cerpo y alma desde el primer momento a ellos que definitivamente se lo merecen todo, pero no nos podemos olvidar de nuestro ser. Como dices, muchas veces extraño las salidas a comer solos en pareja o ir a cine un viernes en la noche… El ser madre es mi satisfacción más grande, pero como dice el Papa, no podemos vivir solo por nuestros hijos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s